Aldeas de Alpuente

Alpuente es un municipio de una gran extensión (unas 13000 hectáreas), que se distingue por su polinuclearidad: está dividido en aldeas, unas cuantas deshabitadas, otras donde sólo existen segundas residencias y diez de ellas habitadas durante todo el año, además de la Villa:

Aldeas Habitadas

La Almeza, Baldovar, Campo de Abajo, Campo de Arriba, La Canaleja, El Collado, Corcolilla, La Cuevarruz, Las Eras, El Hontanar y La Torre.

Otras aldeas sólo se utilizan como segunda residencia:

La Carrasca

Y unas cuantas están deshabitadas:

La Hortichuela, El Chopo, Berandía, Benacatácera, Vizcota, Cañada Seca, Pozo Marín.

No te pierdas la experiencia de visitar las aldeas de Alpuente, esconden rincones de esos que creías que ya no quedan.

Aldeas Habitadas

Almeza

La aldea de la Almeza se encuentra en la parte norte del término municipal, a unos 8 km de Alpuente. El nombre de esta aldea, “Almeza”, proviene del fruto del árbol Almez (Celtis Australis).

Las calles son largas y muy amplias, y las casas, con más de 100 años, son una bella muestra de la arquitectura de la zona. En su casco urbano hay una verónica dedicada a la Virgen de la Cabeza y en su honor se celebran las fiestas, que tienen lugar el último fin de semana de Agosto.

Desde esta aldea se puede acceder a uno de los parajes singulares del término municipal de Alpuente: el conjunto de sabinas centenarias de Cañada Pastores, conocido en la zona como “Trabinas de Cañada Pastores”.

La sabina albar, denominada popularmente en la zona “Trabina” y denominada científicamente Juniperus thurifera L., pertenece a la familia de las Cupresáceas. Es una planta perenne con porte arbóreo, de ramitas cuadrangulares, de follaje azulado y escamoso, y de frutos con forma cónica-esférica de color azul blanquecino. Esta planta es muy longeva y puede superar los 15 metros de altura.

Estas especies están sometidas a grandes desgarros estructurales (copas bajas y anchas) como consecuencia de su aprovechamiento ganadero en el pasado.

SABINA “LA JUANA”

Entre las sabinas de Cañada Pastores destaca un ejemplar denominado “La Juana”, catalogado como “árbol monumental” por la Diputación de Valencia. Se trata de uno de los ejemplares de mayor tamaño y edad de la provincia, con unos 500 años de antigüedad, una altura de 13 metros y un perímetro de 5,60 metros aproximadamente.


FIESTAS

Se celebran en honor a la Virgen de la Cabeza (último fin de semana del mes de Agosto).

Baldovar

La aldea de Baldovar, se encuentra al Noroeste de la Villa de Alpuente a una distancia de 4 km, con desvío de la carretera Alpuente-La Yesa, a la altura de Las Eras.

Como patrimonio civil cuenta con diversas fuentes, lavadero, horno, tele-club... En cuanto al patrimonio religioso destacar la ermita, cuyo altar mayor preside una imagen de San Roque, salvada de la Guerra Civil (1936). Se trata de una preciosa estatua dorada y vestida por el célebre Villarroya. En el testero, hay un retablo neoclásico de escayola, obra de Francisco Sambonet Ferrer, inaugurado el 16 de agosto de 1966.


VALLE DE LOS DINOSAURIOS:
La importancia paleontológica de Alpuente se refleja por el descubrimiento de yacimientos de Dinosaurios del Jurásico Superior – Cretácico Inferior. Se trata de los restos de un dinosaurio, encontrados, en el cauce de un antiguo meandro de la aldea de Baldovar. Los restos pertenecen a un dinosaurio saurópodo, cuadrúpedo, herbívoro de unas 20 toneladas y de una dimensión aproximada de 20 o 25 metros de longitud, y que habitó estas tierras hace unos 146 millones de años. El esqueleto, completamente restaurado, puede ser admirado en el Museo Paleontológico de Alpuente.
 

FIESTAS
Se celebran en honor a San Roque el 15 y 16 de agosto. 

 

Campo de abajo

La aldea de Campo Abajo se localiza cerca del límite con los términos de Chelva y Tuéjar. Ubicada al Sur de la Villa de Alpuente pasando por la aldea de La Carrasca, se halla a una distancia de 3 kilómetros por camino directo y a 5 kilómetros por carretera desde Alpuente, con desvío por la carretera de Alpuente-Titaguas.

Campo Abajo fue residencia del beato Pinazo los años inmediatamente anteriores a su ingreso en el convento de Franciscanos de Chelva, por la década de los años 1820-1830.
Como patrimonio religioso cabe destacar una ermita dedicada a San Isidro.

Es la última de las habitadas por la parte sur y tiene cerca algunas pinadas y un bonito enclave como es el cañón de La Hoz.

Desde esta aldea se puede acceder a la extinguida Arquela y Arquelilla, por el sendero la Escarigüela, sendero de singular belleza, donde se puede disfrutar de unas vistas hermosas.

Próxima al casco urbano en dirección hacia Arquela, podemos contemplar una encina centenaria, árbol, que junto con las sabinas son abundantes en nuestro territorio.

FIESTAS

Se celebran en honor a San Isidro Labrador el último fin de semana de Julio. 

 

Campo de Arriba

La aldea de Campo Arriba, se encuentra cerca del término de Titaguas, al suroeste del casco urbano y a unos 4 kilómetros de distancia del mismo. Se localiza al pie del monte del Barajuelo en la carretera de Alpuente a Titaguas, la CV-345.

Tiene a sus pies y alrededores una considerable llanura destinada al cultivo de cereales, vino y hortalizas; llanura que algunos geólogos llaman “Vaso del Mediterráneo”.
Destacan sus calles estrechas e irregulares, típicas de la edad media.
Informes calificados no descartan la posibilidad de haber sido primero un lago prehistórico, debido a su configuración, como de una amplia hondonada.
Según el censo del 1 de marzo de 1991, tenía 162 habitantes; era la aldea de Alpuente de mayor población censada, superando incluso a la población del casco urbano de Alpuente.
Actualmente, después de Alpuente es la primera aldea en número de habitantes. Pero cada año se unen más veraneantes, eligiéndola como lugar de recreo y descanso. Los meses de verano, su población llega a cuadruplicarse.
El agua es buena y abundante para el servicio de los vecinos y el riego de los huertos que circundan la aldea. Además, el abastecimiento de agua ha sido mejorado con el pozo de agua del Hontanar.
Tiene una bodega vinícola llamada de Santa Bárbara, con capacidad para más de 1.000.000 de litros.
Respecto al patrimonio religioso destaca una ermita dedicada a Santa Bárbara.
Junto al frontón, hay una fuente conocida en toda la comarca dedicada a la patrona de la aldea, por la que mana agua fresca de sus cuatro caños durante todo el año. El agua de la fuente es reutilizada para un lavadero y la sobrante va a parar a una balsa de riego, el agua de esta fuente es la que proviene de la Fuente que Nace, que está canalizada desde la montaña hasta la aldea.
 

FUENTE QUE NACE
Cerca de Campo de Arriba, hay otra fuente justo arriba de la montaña, la Fuente que Nace. Era tradicional subir por las tardes a esta fuente para merendar y observar el paisaje desde este magnífico lugar.

FIESTAS
Se celebran en honor a Santa Bárbara, el segundo fin de semana de agosto.


   

Canaleja

LA CANALEJA

Dista de Alpuente 8.5 Km, está dividida en dos barrios, La Canaleja de Arriba y La Canaleja de Abajo. En La Canaleja de Arriba y también en la Canaleja de Abajo se han rehabilitado la mayoría de las casas, actualmente es la segunda residencia de varias familias, aunque también residen algunos vecinos durante todo el año.

 

El Collado

La aldea del Collado, limítrofe con la provincia de Teruel, se encuentra en la parte norte del término municipal, a unos 13 km de Alpuente. Esta aldea, que se encuentra a 1.150 m de altitud, está situada entre el Cerro del Castillo (1.475 m) y la muela del Buitre (1.511 m) y es de las de mayor altitud de la Comunidad Valenciana.

En el casco urbano se conocen varias fuentes tradicionales: la de la Teja en la plaza de la Iglesia y las de Tollo y del Barrio Alto, en los extremos de la aldea, así como varios lavaderos públicos. Además existen varias fuentes pegadas al casco urbano como son la fuente de La Salud, la fuente del Conejo o La Rubia.

Respecto al patrimonio religioso se encuentra la Iglesia del Siglo XIX (año 1868), que tiene una robusta torre cuadrada de sillería de dos cuerpos, en el primero dos seteras y en el segundo las campanas, está dedicada a San Miguel Arcángel.

RETABLO DE LA IGLESIA

Lo más interesante de la Iglesia es un Retablo gótico, obra de Gerardo Estarnina procedente de la Iglesia Arciprestal de Alpuente. Esta Iglesia se reconstruyó en estilo neoclásico en la 1ª Guerra Carlista, como consecuencia de un incendio, por lo que el retablo se trasladó a la Iglesia del Collado. Es uno de lo mejores retablos medievales de la Comunidad Valenciana. Parte de las tablas de la predela de este retablo están expuestas en el Museo Diocesano de Zaragoza y en una colección norteamericana (Jhonson de Filadelfia).

En cuanto al patrimonio defensivo resaltar el Castillo: las ruinas del 'Castillo del Poyo' o 'Castillo de El Collado' se hallan en la cima de un elevado cerro, situado a algo más de un kilómetro de la aldea, en la parte norte del término municipal. La ascensión al castillo debe hacerse a pie durante una hora aproximadamente.

Su origen es probablemente romano, ya que en su entorno se han encontrado monedas y otras piezas arqueológicas de esa época.

Su perímetro es irregular, de unos 200 m. de longitud por 80 m. de anchura en sus ejes mayores. La cima está formada por un peñasco completamente tajado de 10 metros de altura, sobre el que se asienta la obra de sillería, de la que quedan algunos restos de amurallamientos, pero ninguna torre.

Los hechos de armas más importantes en los que intervino esta fortaleza ocurrieron durante las Guerras Carlistas, en las que jugó un destacado papel, llegando a albergar una academia de promoción del ejército carlista. Una vez rendida Morella durante la Primera Guerra, las tropas que ocupaban el Castillo del Poyo se negaron a abandonarlo, debiendo ser tomado por las fuerzas del general Aspiroz. En la Tercera Guerra, en 1875, cuando ya se habían retirado al norte del Ebro todas las tropas carlistas tras la capitulación de Cantavieja, el castillo siguió fiel al carlismo, resistiendo todos los ataques de las fuerzas del general Manuel de Salamanca, hasta que tuvo que rendirse tras un intenso bombardeo artillero. Después de la caída del fuerte de El Collado, las fuerzas carlistas habían quedado reducidas a partidas pequeñas y sin poder operativo en esta zona centro, lo que supuso el fin de la guerra para Alpuente.

FIESTAS

Las fiestas se celebran en Honor a San Miguel Arcángel:
- Aparición de San Miguel (8 de mayo).
- Fiestas en honor a San Miguel y San Roque ( segunda o tercera semana de agosto).
- San Miguel (29 de Septiembre).
 

El Castillo del Poyo

Poblado y edificio militar- Castillo de la Edad del Bronce (II Milenio a.C) - Islámica (S.IX d.C) - 3ª Guerra Carlista

BIC (Bien de Interés Cultural)

El Castillo del Poyo dependía del castillo de Alpuente y colaboraba en el control del dominio de la Serranía Alta que era un territorio dotado de gran valor estratégico por ser la frontera entre los reinos de Castilla y de Aragón. 

En el siglo XIII el término de Alpuente controlaba una superficie de 365 km2. La importancia del castillo del Poyo se basaba en que era el punto que controlaba el Camino Real de Valencia a Aragón y el valle norte de la Bailía de Alpuente (modelo de administración del Patrimonio Real que englobabla los actuales términos de Aras de los Olmos, La Yesay Titaguas). 

Por eso se consolidó como castillo junto con el de Alpuente. La misma valía estratégica le hizo participar en las Guerras Carlistas.

Los hechos de armas más importantes en los que intervino esta fortaleza ocurrieron durante las Guerras Carlistas, en las que jugó un destacado papel, llegando a albergar una academia de promoción del ejército carlista. Una vez rendida Morella durante la Primera Guerra, las tropas que ocupaban el Castillo del Poyo se negaron a abandonarlo, debiendo ser tomado por las fuerzas del general Aspiroz. En la Tercera Guerra, en 1875, cuando ya se habían retirado al norte del Ebro todas las tropas carlistas tras la capitulación de Cantavieja, el castillo siguió fiel al carlismo, resistiendo todos los ataques de las fuerzas del general Manuel de Salamanca, hasta que tuvo que rendirse tras un intenso bombardeo artillero. Su caída significó el fin de la GuerraCivil en tierras valencianas.

Corcolilla

CORCOLILLA

La aldea de Corcolilla, antes Masia, se encuentra a unos 8 kilómetros de Alpuente por la parte norte. Es la sexta aldea por número de habitantes.

Por un privilegio y confirmación del rey D. Pedro el IV, dado en la villa de Alzira a 29 de noviembre de 1374, parece y se sabe que una Masada o heredamiento sitiado y puesto en el término de Alpuente llamado Corcoliella (hoy Corcolilla), fue de Ramiro Castroalbo del Cuervo y la dió y entregó a ciertos vasallos del rey de Castilla, enemigo del rey D. Pedro, y que los Jurados de la Villa de Alpuente lo recobraron y pagaron su valor de los bienes y dinero que tenían de ciertas gentes que habían sido rebeldes al mencionado Rey y Villa de Alpuente.
Los Jurados de la Villa de Alpuente vendieron el expresado heredamiento de Corcolilla al clérigo Pascual de las Cuevas, rector de la Parroquia por precio de 3.150 sueldos, lo que emplearon en obras y reparos del Castillo y Muros de la Villa de Alpuente.
Se ignora cuando volvió a reintegrarse Corcolilla en Alpuente por no hallarse escritura.

En 1770-80 se construye el Horno Grande de Corcolilla debido a la solicitud del obispo a SM Carlos III.

Corcolilla llegó a tener un telar de mano.

En esta aldea destaca la iglesia dedicada a S. Bernabé y a los Santos Abdón y Senén.

Por otro lado hay un yacimiento iconológico de fósiles prehistóricos y un yacimiento de huellas de dinosaurio declarado B.I.C..

TALLA EN MADERA POLICROMADA

En el siglo XVII, concretamente en el 1614, se produjo un hecho trascendental para el rumbo del proceso socio-cívico-religioso de Alpuente, fue el hallazgo de la imagen de la Sª Virgen de Consolación, patrona de Alpuente, abriendo una sepultura en el cementerio viejo de la Villa, junto a la Arciprestal de Alpuente. La imagen se trasladó a la Parroquia de Corcolilla.

FIESTAS

En honor a la Virgen llamada de la Rosa (segundo fin de semana de mayo).
San Bernabé (11 de Junio). 

 

 

Cuevarruz

Cuevarruz se encuentra al norte del municipio de Alpuente, dista del mismo unos 9 kilómetros y está unida a la carretera CV-350 La Yesa-Arcos por un ramal de poco más de 1 Km.
Estaba formada por 3 barrios, de los que el más alto quedó deshabitado hace unos decenios. Los otros dos barrios tienen una peculiaridad, uno está enclavado en el término de Alpuente y parte del otro se comparte con el municipio de La Yesa.
La fuente-abrevadero, el trinquete y la ermita forman todo un conjunto.
Junto a la fuente se levanta el pequeño frontón de pelota, del año 1866.
Adosada al frontón se encuentra la Ermita de San José perteneciente a la Parroquia de Corcolilla, de fachada alegre y gruesa mampostería, coronada por una doble espadaña, con dos huecos de diferente tamaño para sendas campanas salvadas de la Guerra Civil española, en la que se encuentra una talla barroca de Ignacio de Vergara.

El agua es abundante, aunque no está potabilizada, y fue conducida al barrio central de la Iglesia el año 1966, desde su primitivo emplazamiento, a unos cinco minutos norte de la aldea.

A la entrada de la aldea encontramos un antiguo molino de viento en hierro, de propiedad privada y en desuso en la actualidad. Es el único molino de viento que queda en pie en todo el municipio.

FIESTAS

Se celebran en honor a San José el fin de semana siguiente al Corpus. 

 

Las Eras

La aldea de Las Eras o aldea del Obispo Hernández está situada a un poco más de 1 km del casco urbano de la Villa de Alpuente. Esta población está situada en el estrecho margen que deja la carretera y el barranco del Reguero.
El origen de esta aldea, hay que buscarlo en la expansión agrícola iniciada en el siglo XVIII, y en su caso concreto a la colonización de la Hoya del Chopo, compartiendo la labor de sus tierras con las aldeas próximas de Baldovar y El Chopo, ésta última, hoy abandonada.

El trazado de las calles inicial, evidencia su crecimiento por simple agregación de casas y corrales, sin planificación previa, condicionados siempre por la difícil orografía. Calles sinuosas donde aún se puede disfrutar de su arquitectura inicial. Muros de mampostería, aleros o herrajes. Soluciones de su modo de construir, algunos de especial valor, otros más simples pero que el tiempo las ha dotado de una especial relevancia.
Entre ellas encontraremos la casa natal de D. Joaquín Hernández y Herrero (1808-1868), quien fue obispo de Badajoz y Segorbe y dió a la aldea su segundo nombre.
Desde esta aldea se ven maravillosas vistas de Alpuente, la Hoz, la Loma de San Cristóbal y los huertos escalonados de una marcada originalidad y el Castillo de Alpuente.
BARRANCO EL REGUERO
El Reguero, es la principal cuenca hídrica del municipio que recoge las aguas provenientes de Javalambre para aportarlas finalmente al río Turia.
El Reguero tiene un curso fluvial modesto y variable en su caudal, que a su paso por Las Eras discurre primero regando sus huertos, para luego volver a hundir su cuenca en un nuevo barranco que llega hasta la Villa de Alpuente.
Si se remonta el curso del Reguero, nos encontraremos con una sucesión de choperas, alternadas por agrupaciones de juncos, carrizos siendo frecuente encontrarnos con charcas y remansos.


 

 

 

Hontanar

 

La aldea del Hontanar se encuentra en la parte norte del término municipal, a 10 kilómetros de Alpuente, contigua a la carretera de La Yesa a Arcos, la CV-350. Esta aldea está muy próxima a Corcolilla de la que dista 2 kilómetros.

En la toma del fuerte del Collado en la tercera Guerra Carlista, El Hontanar fue, juntamente con Corcolilla y El Collado, donde inicialmente se concentraron las tropas para proceder al sitio del castillo del Poyo. En Hontanar se estableció un cuartel de operaciones, tomando contacto con la tropa del Coronel Portillo que se había situado en El Collado para establecer el cerco a los carlistas.

Tiene asegurada el agua buena y abundante con el alumbramiento de un pozo de agua en sus cercanías que abastece al resto del municipio, con un caudal de unos 2.000 litros por minuto en explotación actual y capacidad para superar los 4.000 litros.

La antigua casa de la maestra se rehabilitó para convertirla en la actual ermita dedicada a San Cristóbal.

FIESTAS

Se celebran en honor a San Cristóbal (penúltimo fin de semana de Julio).
 

La Torre

 

LA TORRE

Se trata de una aldea enclavada en una hondonada y rodeada de un bosque de sabinas. Todavía conserva el antiguo lavadero y varios edificios en pie que se utilizaban para guardar ganado. Algunas de las casas se han rehabilitado y durante varios años estuvo funcionando allí un hostal de montaña (actualmente cerrado).

 

 

 

Aldeas que sólo se utilizan como segunda residencia

La Carrasca


LA CARRASCA

Dista 4 Km. de Alpuente. Tiene una ermita dedicada a Sta. María Micaela del Stmo. Sacramento, terminada de construir antes del comienzo de la guerra civil e inaugurada al terminar la guerra en 1939. La fiesta se celebra el 25 de Agosto. En los fines de semana, especiañmente en verano, suele verse muy animada con la visita de veraneantes.