Castillo de Alpuente

Castillo de Alpuente

Edificio militar-Castillo (S.IX -S.XIX)

MonumentoDeclarado Bien de Interés Cultural (BIC) Ley 16/1985. Disposición AdicionalSegunda

Situado en lo alto de un cerro sobre el profundo barranco del Río Reguero, a 958m sobre el nivel delmar, se yerguen las estructuras del Castillo de Alpuente, surgido como inexpugnable fortaleza en torno a la cual se establecería la población primigenia que controlaría el paso por el valle. El perímetro amurallado delimita una superficie aproximada de 1ha denominada Alcazaba, en la que nos encontraríamos con la Ciudadela, los aljibes, almacenes y la zona palatina en la parte superior. La Torre Albarrana se yergue en la barbacana existente al sur del conjunto y exenta del recinto amurallado de la Alcazaba.

Tendría una relación jerárquica con el castillo de El Poyo o Collado, localizado también en nuestro municipio a unos 10-12 Km al Norte, desde donde se controla el paso del Camino Real de Aragón a Valencia y se ven mejor las tierras de Teruel. Según nos relatan los geógrafos árabes Al Udri (mediados del s.X) y Al Idrisi (inicios del S.XII),Al-Bunt para el primero y Al- Funt para el segundo, surge como un Hisn, definiendo con este término al conjunto formado por la Torre Albarrana y la Alcazaba, La Torre Albarrana (Del ár.al-barrana, la de fuera, la silvestre), se yergue exenta en un peñasco al sur del recinto fortificado. Es una construcción avanzada concebida con doble función ofensiva y defensiva, pues actúa como atalaya ejerciendo su control sobre valle sur y permite hostigar al enemigo que intente acceder por el único paso existente al recinto debiendo neutralizarla para poder alcanzarlo. Esta estructura es, sin duda alguna, el máximo exponente del asentamiento andalusí primitivo en Al-Búnt, pues su perfecto aparejo a partir de grandes sillares de roca arenisca dispuestos a soga y tizón, y trabados con mortero de cal permite su adscripción a la etapa de dominación islámica denominada Califato, momento en que surge esta técnica constructiva denominada “aparejo califal”( mediados s. X y primer cuarto del s.XI). La Alcazaba (del árabeal-qaṣbah o ciudadela) se corresponde con el resto del recinto fortificado que ocupa la totalidad de la plataforma del peñón. Es una construcción de carácter urbano cuya función era servir de residencia a un gobernador para defender presumiblemente un lugar determinado y su contorno. Sin embargo, la funcionalidad del espacio ha variado según las necesidades del momento. La mayor parte de las estructuras conservadas se corresponden con elementos de almacenamiento de agua(aljibes) y víveres (almacenes), aunque también elementos defensivos (perímetro amurallado) y zonas de habitación. Las excavaciones arqueológicas realizadas en los últimos años han permitido comprobar que en el siglo XII, y presumiblemente en el XI, se produce un aumento de la población, iniciándose la construcción de viviendas en el interior del recinto a modo de alcazaba, pudiendo suponerse, a partir de otros modelos de asentamiento, que se inicia la ampliación de la medina (ciudad) al pie del castillo. La muralla de Alpuente también conserva sistemas constructivos del periodo califal evidenciando que en aquel momento ya contábamos con una mediana amurallada. En 1229 Ceid Abuceid dona varios castillos a Jaime I, entre ellos el de Alpont. El castillo solo tenía un acceso fuertemente defendido primero mediante una rampa protegida por un muro y defendida por la torre albarrana luego por el espacio de la barbacana con una puerta de acceso protegida por un matacán tras la cual se accedía la plataforma superior desde allí un puente levadizo protegía el portal toreado tras el cual ya se podía entrar a la parte inferior del castillo el puente se levantaba mediante un torno.

La inexpugnable fortaleza perduró como centro de la Baylía de Alpuente hasta época moderna. Cuando las tropas carlistas se instalaron en el castillo, en abril de 1839, derruyeron lo que quedaba de las antiguas construcciones para convertirlas en baterías, más resistentes a la artillería moderna, mientras que la tropa se instalaba en los antiguos aljibes y almacenes. El asedio que se produjo entre el 24 de abril y el 2 de mayo de 1840, durante el cual se dispararon más de 5.000 proyectiles, acabó de arruinar lo que quedaba del castillo y de las murallas.

AMPLIAR INFORMACIÓN

CATÁLOGO DE GRAFITOS DEL CASTILLO DE ALPUENTE